¡Cuidémonos! Porque ni el coronavirus nos va a detener

Ya van casi tres semanas desde que se confirmó el primer caso contagiado de COVID 19, enfermedad provocada por el coronavirus. Por estos días, solo unxs pocxs pueden realmente seguir las recomendaciones internacionales de permanecer en sus casas de manera preventiva. Ya van más de 537 contagiadxs y 1 una fallecida al cierre de este boletín (según datos de gobierno) y las medidas siguen siendo insuficientes. En cambio, ¿de qué se han preocupado las autoridades? De sanitizar el sector de Plaza de la Dignidad y sacar emblemas que surgieron espontáneamente en el lugar desde el inicio de la revuelta: las esculturas mapuches y los rayados en el caballo de Baquedano, esas consignas que, por estos días, no podemos seguir gritando en la calle.

Tenemos que cuidarnos a nosotrxs mismxs porque quienes encabezan este país están más interesados de resguardar sus intereses económicos sin importarles nuestra salud. Tomar las medidas de prevención aconsejadas, mientras no decretan una cuarentena total, es hoy otra forma de luchar. Este embate de la naturaleza, de la vida o de lo que sea, que vino a remecernos no nos puede derribar.

El llamado es a seguir (sobre)viviendo con solidaridad, apoyo y conciencia. Acaparar la comida y los productos de limpieza o exponernos innecesariamente a contagiar y propagar el virus (en los casos que no pueden hacer cuarentena preventiva) es una muestra de un individualismo despiadado, herencia del sistema neoliberal en que tenemos incrustado y que representa todo lo que estamos queriendo erradicar desde el 18 de octubre. 

Tenemos que superar lo que está pasando, con paciencia, para volver a las calles. Regresar con más fuerzas porque esta es otra muestra de que ante una emergencia de salud mundial Piñera, el ministro Mañalich y sus secuaces son negligentes y no dan el ancho, jugando y poniendo en riesgo la vida del pueblx.

Mientras tanto, metamos ruido con nuestras cacerolas, sumémonos cuando sea posible a campañas de apoyo a quienes lo necesiten (adultxs mayores, presxs políticxs, personas que viven en la calle, inmigrantes, etc.) y no nos soltemos (aunque sea virtualmente).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s