¡Basta! A Poner fin a la represión con solidaridad y movilización

La derecha, el Gobierno de Piñera y la oposición que lo sostiene, continúan fortaleciendo la agenda represiva contra el pueblo.

El lunes 13 de enero el Senado aprobó la Ley Antiprotestas, oficialmente Ley Antisaqueos, que incluye castigo para quienes atenten contra el libre tránsito, alterando el orden público.

Al pan pan y al vino vino: la ley castiga penalmente métodos de movilización legítimos como son la interrupción del tránsito con marchas y barricadas. Todos lxs que hemos salido a manifestarnos sabemos que las barricadas son una más de las medidas de defensa contra la represión.

El mismo día, el Ministro de Justicia avisa que el Gobierno está trabajando un proyecto de ley para “regular” el derecho a reunirse.

Por otra parte, 34 dirigentxs secundarixs, entre ellos Ayelén Salgado y Víctor Chanfreau de la ACES, son perseguidos y amenazados con la aplicación de la Ley de Seguridad Interior del Estado por encabezar el boicot a la PSU.   En nuestra comuna el Alcalde de Santiago presenta una querella criminal contra Lorena Sandoval y Alejandra Araya, que apoyaron decididamente la movilización de las estudiantes del Liceo 7 en noviembre.

En las cárceles y el Sename hay más de 2.000 dirigentes y activistas presos. Entre ellxs, jóvenes como Joaquín Cáceres y Sofía Arévalo Tapia, activistas secundarixs encerradxs por más de 70 días en el Sename (véase el extracto del mensaje de la Profesora Jefe de Sofía, publicado en este mismo boletín).

A la represión legislativa y judicial, se suma la acción en las calles, concentrándose en comunas de la “periferia” como es el caso de Pudahuel Sur. La TV distorsiona los hechos, pero basta acercarse un poco para entender la indignación y  rabia de lxs vecinxs ante la acción de Carabineros que atropelló a un manifestante y que todos los días reprime y gasea indiscriminadamente calles y casas del sector.

¡Basta! Ningún proceso constituyente es legítimo mientras exista represión. Es nuestra tarea enfrentarla y derrotarla. Nuestras armas son la solidaridad y la movilización ascendente.

Hoy, secundarixs, movimiento feminista y primera línea encabezan la lucha. Si los territorios y lxs trabajadorxs profundizamos nuestra organización, solidarizamos y nos unimos para preparar un marzo de movilizaciones ascendentes, entonces cualquier ley represiva, cualquier brutalidad uniformada y cualquier gobierno que se nos ponga en el camino no serán obstáculos para avanzar en la construcción de un nuevo orden más justo y equitativo para todxs.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s