Vergüenza

Las quemaduras por agua del guanaco ocurren “cuando hay enfermedades preexistentes”, declaraba el general Rozas. Estudios de laboratorio confirmaban en ella la presencia de soda cáustica y gas pimienta.

En Madrid, en la COP25, presidida por Chile, la ministra de Medio Ambiente era cuestionada por su mal manejo, la debilidad de los acuerdos y un “NO” rotundo se escuchaba en el salón plenario.

La vergüenza es nacional e internacional.

Mientras, Piñera, entrevistado por la ARCHI, continúa hablando de ola de violencia criminal, uso de tecnología de punta y coordinación extranjera. Niega el abuso sistemático a los DDHH y resta importancia a los lapidarios informes de Human Rights Watch, Amnistía Internacional, la Corte Interamericana de DDHH y la ONU. “El protocolo está bien, pero no siempre se cumplió”, señala con total soltura. Se “eriza” cuando le hablan de cambiar el modelo económico y habla de “accidente” para describir el despertar del país.

En la cámara de diputados y senadores, parlamentarios de derecha continúan poniendo trabas a la paridad de género y la participación de pueblos originarios e independientes para construir una nueva Constitución.

“Que cada uno asuma su propia responsabilidad”, dice Piñera…

Y ellos, ¿cuándo asumen la suya?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s