A profundizar nuestra organización y movilización

La Huelga General fue una jornada histórica, obrera y popular. Tras cuatro semanas de incansable revuelta,  lxs trabajadorxs demostramos una vez más que el país no se mueve sin nosotrxs. 

Temprano por la mañana, nuestra Asamblea se hizo presente con acciones de protesta en el barrio para luego marchar junto a lxs vecinxs del centro histórico de Santiago al encuentro de los cientos de miles que se congregaron en Alameda. Caída la noche, el caceroleo de los vecinxs de Yungay repicó en cada esquina acompañando el grito de ¡Se necesita, de forma urgente, una Asamblea Constituyente!

Al cierre de la jornada y tras horas de incertidumbre Piñera anunció en cadena nacional, su intención de aplicar la Ley de Seguridad del Estado contra quienes “promuevan la violencia”, abriendo la puerta para un aumento de la represión contra manifestantes y organizaciones. Sobre la base de esta política represiva pretendió hablar de diálogo, agenda social y acuerdos para salir de la crisis.

Debilitado ante la inagotable fuerza popular, el Gobierno comienza a quedarse sin aliados. En un último esfuerzo por limitar el pleno ejercicio del derecho a la autodeterminación, busca pactar con los partidos del antiguo régimen la forma de controlar la voluntad soberana mediante cuotas de participación garantizadas para los mismos congresistas que nos han traído hasta este punto crítico. 

Ante este panorama, nuestra posición es clara. Solo la movilización y la organización son nuestras armas para combatir a Piñera, a sus represores y a las trampas de la política institucional que pretende salir de la crisis sin cambiar nada.

Este 15 de noviembre se dio a conocer un acuerdo parlamentario para la creación de una nueva Constitución, el que considera un plebiscito de entrada para definir la forma en que se elaborará y una consulta de salida que ratifique la carta fundamental. Como Asamblea discutiremos y analizaremos nuestra postura frente a este acuerdo. Nosotrxs ya iniciamos el proceso constituyente y continuaremos preparándonos para llevarlo con responsabilidad y sobre todo, participación activa.

No dejaremos la calle y mucho menos olvidaremos  los abusos, vejaciones, torturas, mutilaciones y crímenes por parte del Estado. Por lo mismo reafirmamos con más fuerza que nunca nuestra demanda de juicio y castigo a los culpables políticos y materiales de violaciones a los Derechos Humanos.

Solo nuestra fuerza organizada y movilizada nos permitirá alcanzar un verdadero cambio: desmantelar el régimen político y económico neoliberal, ejerciendo poder soberano a través de un proceso democrático de Asamblea Constituyente

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s